Manu Zabala
Todo lo escrito aquí es de cosecha propia, no son "copypastes". Se agradecen las críticas.

Radioaficionados en Vitoria-Gasteiz. Desempolva tu talkie.

Tenía yo una tarjeta de puntos y un día al entrar en la página del banco encontré que con esos puntos me daban una pareja de talkies normalitos de 8 canales, los llamados en España P.M.R, que se pueden utilizar libremente y sin licencia. Llegó a mi casa “el juguete” y ponía el aparatito en modo Scanner, iban pasando todos los canales a ver quien o qué decían puesto que la escucha y el poder hablar con estos “chismes” de medio watio de potencia es totalmente libre.

Un día oí una conversación de los llamados radioaficionados, como quien no quiere la cosa, entré al canal irrumpiendo con “me oye alguien”. Vaya si me oyeron. Empecé a entablar conversación con gente de mi ciudad de modo que a ciertas horas del día había cosas de las que hablar. Después compré otra pareja de talkies no muy cara, un poco más sofisticados pero de la misma potencia, que como un avión o helicoptero radiodirigido no dejan de ser “juguetes profesionales”. He conocido gente y he tenido experiencias cuanto menos interesantes.

Por ejemplo, entre dos radioaficionados y yo, sabiendo donde estaba uno de los radioaficionados y donde estaba el otro y sabiendo que yo estaba situado entre “los dos fuegos”, con el bono mensual del tranvía cuyo recorrido era coincidente entre ambos domicilios, hice la prueba de ir alejándome de uno a la vez que me iba acercando a otro. Iba parando en cada apeadero del tranvía. Fui obserbando cómo perdía mi talkie señal de uno de los radioaficionados mientras que del otro iba ganando. Fue tremendo ver como se pierde y se gana el alcance con un aparatito de ese calibre sólo por cambiar tu situación.

En otra ocasión un radioaficionado me dijo cual era su domicilio, salí de mi casa y empecé a acercarme a él, hasta llegar donde él vivía. Según me iba acercando iba ganando señal hasta llegar a su portero automático. Me enseñó toda su instalación. En ella estaba una “pedazo emisora” con una antena larguísima en una azotea. Fue una experiencia muy buena que te enseñen cosas que de otra manera no ves y el que te expliquen las cosas que no sabes. Salí alucinado de haber visto lo que vi allí.

A otra casa me fui acercando con mi coche, según me acercaba se oía mejor, yo iba dándole todo el tiempo mi situación, me dijeron que era un séptimo piso, y se veían señales de luz desde un balcón. Al final le saludé desde la calle. Hay que suplir la poca potencia del talkie con la poca distancia, pero un talkie se queda en nada en comparación a una emisora. Mi casa, orientada al norte y piso 2º, la pared del edificio apantalla la situación, de modo que para mi es mucho mas fácil hablar con alguien que se sitúe en zona norte, desde mi casa despejado, que en zona sur y atravesar paredes de hormigon.

El tema de la radioafición estuvo de moda en los 80, y en los 90 y luego empezó a decaer. La telefonía móvil, la cantidad de formas de comunicación que nos brindan en internet y los smartphone, han conseguido eclipsar este medio de comunicación, que no tiene precisamente facilidades de uso. Si te sales del P.M.R., a sacar licencia examinándose, y a pagar, como el permiso de armas. Hay aparatos muy caros, no se consideran electrónica de consumo. Dicho de otra manera que las grandes cadenas de electrodomésticos que venden en este país, del tema no tienen ni idea y hay que comprarlo en comercio especializado. La instalación no la hace cualquiera, requiere un previo conocimiento, en fin que a nivel de emisoras “de verdad” es un mundo que tiene muchas trabas para que te dediques a ello a la primera de cambios. Y conste que esto es sólo lo que yo he podido deducir.

¿Y que sucede en Vitoria-Gasteiz? De un tiempo a esta parte, los radioaficionados de mi ciudad intentan promocionar el canal 1.00 del P.M.R., para ir hablando entre la gente. No es difícil, ellos intentan que esté ocupado y dar conversación por el primer canal que aparece en un talkie cuando lo enciendes por primera vez. En éstos círculos hay buena gente, yo no tengo quejas de nadie, llevo hablando 2 años a través de radio y se respetan y te respetan. Sería muy bonito para una ciudad como Vitoria-Gasteiz contar con gente en el canal 1 del P.M.R. Tenemos la ventaja de que la ciudad es casi toda plana (excepción del casco viejo), y no con cuestas que impedirían esta fantástica idea.

La decision es de todos. Quien lea este post, sea de Vitoria-Gasteiz y tenga un talkie de 8 canales que lo “desempolve”, le ponga pilas o bateria y se ponga a hablar por el canal. Y si no eres de Vitoria-Gasteiz, inténtalo en otra capital o en otra parte del mundo, siempre puedes comentar en este blog los resultados. ¡La unión hace la fuerza!

Conclusión. Se está creando tendencia en el canal 1 del P.M.R. para Vitoria-Gasteiz. Puede ser una grata experiencia para mucha gente que tiene el talkie muerto de risa “en el baúl de los recuerdos” o “tragándose el polvo”. Si oyes conversación a través de ese canal, ¡Adelante!, estás invitado/a. Ya verás en qué mundo entras. Yo tambien empece desde 0. ¡ATREVETE!

Ninguna respuesta to “Radioaficionados en Vitoria-Gasteiz. Desempolva tu talkie.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: